7 claves para administrar con éxito a los mejores empleados del taller


empleados del taller

Tienen la ética de trabajo, la actitud y la capacidad de hacer las cosas sin que se lo digan. Estas son algunas de las cualidades de los mejores empleados del taller.

Administrar a estos empleados de forma diferente al resto del personal puede ser peligroso para gestionar el trato entre todos.

Como si se tratase de un equipo de fútbol, tratar a unos empleados con más privilegios que a otros puede desconectar y desmotivar a parte del personal.

Sin embargo, eso no significa que no haya que prestar especial atención a los mejores empleados. Como dueño de un taller, nutrir a los mejores empleados puede crear una base sólida para el futuro del taller.

Hay que tratar a todos los miembros como superestrellas sabiendo proporcionarles lo que necesitan y brindándoles oportunidades de crecimiento.

A continuación dejamos unas claves para liderar a los mejores empleados y llevar el taller hacia el éxito:

1. Estar en sintonía con los empleados

Hay que comunicarse con los mejores empleados para conocer de primera mano cuáles son sus perspectivas, que es lo que espera del futuro en el taller,…

En estas conversaciones más personales deberían incluirse preguntas sobre sus objetivos, sus planes de futuro en el taller o cómo podemos ayudarle a alcanzar sus metas.

Un error muy común es pensar que al ser de los mejores empleados está preparado o interesado en ascender de puesto y esto puede no ser así.

2. Desafíalos

Desafialos para que sean mejores miembros del equipo.

Hay personas que pierden interés cada cierto tiempo y al verse con mayores cualidades que otros juzgan y critican creando tensión en el ambiente de trabajo.

Es por esto que hay que conseguir que trabajen en equipo, liderandolo y siendo un modelo a seguir para el resto. Además de enseñar y organizar a los miembros del equipo.

3. Motivar

Los mejores empleados deben simbolizar lo que se puede lograr si se trabaja duro.

Para comprender qué motiva a los miembros del personal, hay que conocerlos y comprenderlos a nivel personal.

Es importante conocer a los miembros del equipo como individuos para conocer sus motivaciones y cómo se les puede ayudar.

Además los mejores empleados del taller deben sentirse apreciados.

4. Crecer

Para que los empleados crezcan hay que brindarles una visión buena y clara.

Más allá de esta visión, ayudar en el crecimiento personal de los empleados e intentar ayudar a realizar sus sueños en la medida de lo posible son aspectos recomendados por coaches profesionales.

Hay talleres y cadenas que pueden ofrecer más dinero, pero podemos ofrecer crecimiento, formación y una experiencia más personalizada para retener el talento.

5. Establecer expectativas

Es importante que los gerentes se pregunten a sí mismos y a los miembros de su personal si tienen todo lo que necesitan para tener éxito. ¿Tienen la formación adecuada? ¿Y el equipo? Si falta algo, es su responsabilidad del gerente del taller proporcionárselo.

Crear una tabla de expectativas de rendimiento para analizar el rendimiento de los empleados y analizar cómo ayudar a mejorar las habilidades y potencial de estos, es clave para que el taller avance.

6. Escuchar y mostrar tu aprecio

Si los empleados dicen que hay un problema es que probablemente algo no funcione.

Un buen consejo es hacer frente a los problemas a medida que surjan y no dejarlos pasar.

Que los empleados tengan la oportunidad de conversar tranquilamente con el jefe cuando tengan un problema personal o relacionado con el trabajo, crea una relación de confianza y aprecio entre empleado y gerente.

Comprender las necesidades y motivar personalmente a cada empleado es clave para que los empleados del taller estén contentos.

7. Recompensa

Una vez que conoces a alguien a un nivel más profundo, puedes ofrecer recompensas con lo que más entusiasma a esa persona.

Siempre hay que tratar de recompensar el esfuerzo de los empleados para que se sientan como en casa y vayan a trabajar con ganas y motivación todos los días.

Hoy en día encontrar a personal con habilidades y comprometido está cada vez más complicado, por lo que retener el talento es fundamental para el creciemiento del taller.

Formar a los mecánicos en nuevas tecnologías como la híbrida y eléctrica, es dar un paso adelante hacia el futuro y aumentar los servicios que tu taller puede ofrecer a los clientes. 

Si te ha gustado el artículo puedes ver muchos más sobre automoción y mecánica en nuestras redes sociales! Haz clic en Me gusta ; )

Te puede interesar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*