¿Qué configuración del motor es mejor? Delantero, medio o trasero

ferrari

Pocos factores afectan la conducción y el rendimiento, como la colocación del motor.

Hacerlo bien requiere un cuidadoso equilibrio entre la tracción, la distribución del peso y el centro de gravedad.

Echemos un vistazo a las ventajas y desventajas de la colocación de los motores delanteros, medios y traseros.

Vehículos con motor delantero

Hoy en día, la mayoría de los conductores en la carretera cuentan con motores delanteros, lo que significa que el motor se encuentra delante del conductor y delante o detrás de la línea del eje delantero.

Los vehículos con motor delantero vienen en FWD, AWD o RWD.

 

coche motor delantero

Los modelos de motor delantero son, con mucho, la colocación de motor más popular por varias razones.

En primer lugar, son ofrecidos por los fabricantes más asequibles.

Los fabricantes de alta gama tienden a apegarse a las configuraciones de motor intermedio y trasero.

También son más fáciles de acceder para el mantenimiento y las reparaciones.

Le dan mucho espacio al conductor y cuatro o más pasajeros en una cabina lejos del calor y el ruido del motor.

Y en caso de una colisión frontal, la configuración del motor delantero ofrece una protección adicional para el conductor y el pasajero delantero.

Pero los motores delanteros vienen con limitaciones.

Durante el frenado, el peso del vehículo se desplaza a las ruedas delanteras y queda poco a la izquierda para que las ruedas traseras contribuyan.

Esto desgasta los frenos delanteros más rápido y requiere ingeniería y diseño que pueden ayudar a compensar esta transferencia de peso.

Los vehículos con motor delantero también tienden a subvirar, ya que el peso del vehículo se desplaza a las ruedas traseras durante la aceleración.

Los fabricantes compensan estos desafíos con características como dirección asistida, control de estabilidad del vehículo, control de tracción y un sistema de frenos antibloqueo.

También pueden ofrecer RWD para mejorar el equilibrio.

Sin embargo, con un eje de transmisión en el centro del vehículo, la compensación con RWD es espacio para pasajeros y peso adicional.

Por estas razones, los controladores de rendimiento tienden a preferir la configuración del motor central.

¿Qué es un coche con motor central?

coche motor central

En un vehículo de motor central, el motor se encuentra detrás del conductor, justo en frente del eje trasero, dejando espacio para el maletero en la parte delantera.

Los ejemplos incluyen el Porsche Cayman y el Boxster y el Ferrari 488.

Existe un debate acalorado sobre si los vehículos con motor central o trasero ofrecen el mejor rendimiento, pero los vehículos con motor central representan la opción óptima para los conductores menos experimentados y con mentalidad de rendimiento.

El peso del motor está lo más cerca posible del centro de gravedad (CG), distribuyéndose uniformemente en las ruedas delanteras y traseras.

Bajo CG también significa que los motores intermedios son especialmente ágiles y sensibles.

La inclinación hacia la parte trasera proporciona aún más tracción y estabilidad en las esquinas.

Pero los conductores pueden luchar para recuperarse de un giro porque el peso del motor se encuentra muy cerca de la mitad del vehículo.

Dado que el motor se encuentra detrás del conductor, los diseñadores prestan mucha atención al calor de ventilación.

Las holguras debajo del capó en un vehículo con motor trasero tienden a ser bastante ajustadas, lo que dificulta su mantenimiento, y la geometría del tren motriz requiere cierta creatividad en el diseño.

Los conductores de motores medios también pueden olvidarse de llevar a más de un pasajero a lo largo del viaje.

Vehículos con motor trasero

coche motor trasero Porche 911

En los automóviles con motor trasero, el motor se encuentra detrás del eje trasero en el espacio del maletero tradicional de un vehículo con motor delantero.

Los vehículos con motor trasero luchan para competir con la practicidad de los modelos frontales y requieren una curva de aprendizaje más alta que los motores medios, por lo que hay menos en la carretera.

El Porsche 911, que logra acomodarse en un asiento trasero para dos personas muy pequeñas, ofrece el ejemplo más notable.

Sin embargo, en manos de un conductor experimentado, los vehículos con motor trasero ofrecen una conducción, aceleración y frenado increíbles.

Los neumáticos traseros (responsables de la aceleración) soportan el peso del motor, pero el peso se desplaza hacia adelante para compartir la carga con los neumáticos delanteros al frenar.

La distribución uniforme del peso durante la desaceleración da como resultado distancias de detención mucho más cortas.

El peso del motor que presiona las ruedas traseras proporciona más contacto y mejor tracción.

Debido a la colocación del motor, los vehículos con motor trasero son más compactos y sensibles.

Sin embargo, los vehículos con motor trasero también son más propensos a sobrevirar, cuando las ruedas traseras se deslizan fuera de línea con las ruedas delanteras, lo que crea el mayor riesgo de esto durante las inclemencias del tiempo.

Si bien algunos conductores pueden disfrutar del sobreviraje en una carretera nevada, corregir un sobreviraje de manera segura requiere un conductor experimentado.

recomendado

¿Cómo trabaja el turbocompresor del coche? Te contamos los entresijos de su funcionamiento

Entonces, ¿cuál es la mejor configuración?

Los conductores preocupados por la asequibilidad, la confiabilidad y la seguridad no pueden salir mal con un vehículo con motor delantero.

Hay una razón por la que estas configuraciones probadas y verdaderas son tan populares.

Para los conductores interesados en el rendimiento (con dinero en efectivo para quemar), el motor central puede ser una buena opción. También den saber enfrentarse a sus problemas de conducción, aunque es probable que el conductor nunca planee conducir sobre hielo, nieve o lluvia, o tenga mucha experiencia en el manejo de sobreviraje.

Pero los conductores que han marcado su tiempo en un motor central y están listos para graduarse a un 911 con motor trasero pueden descubrir que nunca quieren mirar hacia atrás, a menos que sea para revisar a sus pasajeros.

Que conduces ¿Un motor delantero fiable? ¿Un motor central bien equilibrado? ¿O un motor trasero que rompe la carretera? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.