¿Cómo funciona el filtro de partículas de gasolina?

filtro de partículas gasolina

La presencia de un filtro de partículas en un motor de gasolina (GPF) es una consecuencia de la introducción de nuevos estándares de emisiones de escape, seguido de una forma diferente de medir el consumo de combustible.

Los estándares de emisiones de escape mencionados en la introducción y el nuevo método para medir el consumo de combustible están estrechamente relacionados.

Durante las pruebas en carretera, resultó que los automóviles emiten sustancias mucho más dañinas que las declaradas por los fabricantes. Si emiten más, deben usar más combustible.

Esta aplicación fue la base para introducir cambios.

Una nueva forma de medir la emisión de partículas en el escape

Para una mejor precisión y valores de emisión de escape más realistas, se cambió la técnica de medición del consumo de combustible y la contaminación del escape.

El ciclo NEDC existente ha sido reemplazado por el ciclo WLTP.

La nueva investigación tiene en cuenta muchos factores que no se han tenido en cuenta hasta ahora. Es, entre otros, sobre la temperatura ambiente o la cantidad de receptores de energía eléctrica en el automóvil.

A diferencia de la prueba NEDC, que se realiza a 20-30 °C, la prueba WLTP se lleva a cabo a 13 °C. 

El motivo es simple: en Europa, el automóvil funciona a una temperatura promedio de 12.5 °C. 

En la prueba WLTP, el tiempo de prueba se extendió y se introdujo la dependencia de la potencia en la masa del vehículo. La prueba se dividió en tres clases:

  • Clase 1: vehículos con una potencia unitaria inferior a 22 kW / 1 t de masa.
  • Clase 2: vehículos con una potencia unitaria de entre 22 y 34 kW / 1 t de masa.
  • Clase 3: vehículos con una potencia unitaria superior a 34 kW / 1 t de masa.

Para cada clase, se proporciona un ciclo de medición diferente, al que corresponden otras cargas y velocidades.

¿Qué cambios ha habido, cómo y cuándo se aplican?

Desde septiembre de 2017, el procedimiento de prueba WLTP cubrió todas las aprobaciones de automóviles nuevos.

La legislación indica, sin embargo, que los valores medidos en el procedimiento WLTP deben darse en el valor NEDC.

Con este fin, la Comisión Europea ha desarrollado una fórmula de correlación que se aplica a todos los fabricantes de automóviles.

Esta fase trata de facilitar la implementación del nuevo procedimiento.

El período de validez depende de las regulaciones legales de un país determinado y es diferente en los mercados individuales.

Desde septiembre de 2018, todos los fabricantes están legalmente obligados a realizar pruebas de acuerdo con la serie de automóviles WLTP vendidos en la UE, Suiza, Turquía, Noruega, Liechtenstein, Israel e Islandia.

Y para diciembre de 2020, todos los países que aplican la legislación de la UE en el campo de la aprobación de vehículos tendrán que publicar valores según el ciclo WLTP para todos los vehículos.

Debido a estos cambios, los automóviles que cumplen, por ejemplo, el estándar Euro 6 de acuerdo con el ciclo de prueba NEDC ya no cumplen con este estándar después de probar el procedimiento WLTP.

Para que el automóvil retuviera su posición anterior en la clasificación Euro, se hizo necesario utilizar dispositivos adicionales para purificar los gases de escape.

Uno de ellos es el GPF (Filtro de partículas de gasolina).

¿Cómo funciona el filtro de partículas de gasolina?

Este filtro funciona de la misma manera que un filtro de partículas diésel, con la diferencia de que no se utilizan ciclos especiales de regeneración del filtro, porque la temperatura de los gases de escape del motor de gasolina es lo suficientemente alta como para soportar constantemente la regeneración.

Estudios preliminares han demostrado que a 2.500 rpm, el núcleo del filtro de partículas de gasolina (GPF) se calienta a aproximadamente 600 °C.

Esta temperatura es suficiente para iniciar el proceso de auto-limpieza del GPF.

GPF

En el diésel, esta temperatura se obtiene agregando compuestos de cerio (oxidante) al combustible o controlando la inyección de combustible para que se queme fuera del cilindro al calentar el filtro DPF.

En un motor de gasolina, un ligero agotamiento de la mezcla es suficiente para que el filtro de partículas de gasolina (GPF) se caliente a una temperatura de 650 ° C.

Lo único que puede dañar los filtros de partículas de gasolina es el aceite incorrecto, cuya combustión puede generar cenizas que obstruyen el filtro.

Sin embargo, los nuevos filtros GPF obligan al uso de aceites con bajo contenido de cenizas también en los motores de gasolina.

Por lo tanto, no deben causar problemas en el uso o servicio.

Si te ha gustado el artículo puedes ver muchos más sobre automoción y mecánica en nuestras redes sociales! 

Haz clic en Me gusta ; )

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.