Cómo inspeccionar y diagnosticar un buje

buje

Un problema en el buje del vehículo puede provocar ruidos y vibraciones molestas al conducir con el paso del tiempo.

Esto puede ser debido a un desgaste y deterioro que hay que revisar para que no se produzcan otras averías.

En este artículo analizamos el desgaste y modo de inspección de los bujes de los vehículos para conocer sus causas con mayor profundidad.

¿Qué es un buje y por qué se desgastan?

La mayoría de los componentes del sistema de suspensión giran sobre un buje de goma que se comprime entre un manguito metálico interno y externo.

Debido a que el buje de goma comprimido no tiene partes móviles, permite un rango máximo de desplazamiento en un solo plano sin el desgaste por fricción creado en un buje de metal a metal convencional.

buje coche

Desafortunadamente, a medida que el casquillo envejece, adquiere un “conjunto” que se altera fácilmente cuando se realinea el sistema de dirección de un vehículo.

Cuando esto sucede, el buje comienza a separarse de su funda de metal y se convierte, en esencia, en un componente de desgaste por fricción.

A medida que la goma comienza a torcerse dentro del manguito, se desarrolla un exceso de espacio en el sistema de suspensión que, a su vez, provoca cambios en la geometría de la dirección y la suspensión.

En la mayoría de los casos, un buje de goma separado de su cubierta o manguito desarrolla un “anillo negro” característico alrededor de su circunferencia exterior.

Los montajes hidráulicos pueden tener fugas y habrá evidencia de una fuga alrededor del buje.

Cómo inspeccionar un buje

A menudo, un buje fallará debido a la exposición al calor extremo o a los fluidos del motor o la transmisión.

Si el problema no se resuelve, el nuevo componente fallará antes de lo esperado.

En muchos casos, un sello de eje desgastado en una caja de transmisión o transferencia puede matar un buje del brazo de control muy rápidamente.

Los bujes de suspensión desgastados pueden causar cambios excesivos de ángulo de inclinación de lado a lado y de ángulo de la punta durante la conducción, frenado y aceleración.

Los síntomas más sutiles de los bujes de suspensión desgastados son lecturas inconsistentes de ángulo de inclinación o la necesidad de realizar ajustes de ángulo importantes durante el proceso de alineación de las ruedas.

La mejor manera de inspeccionar los bujes de la suspensión en una condición cargada es mover el vehículo a un elevador de carga.

Durante su proceso de inspección, es importante visualizar exactamente cómo el chasis carga cada buje.

Mirando desde el asiento del conductor, el vehículo carga la suspensión delantera izquierda y la trasera independiente en el sentido de las agujas del reloj.

inspección de bujes

La suspensión independiente delantera y trasera se carga de manera similar, pero en sentido contrario a las agujas del reloj.

Cuando se toma en cuenta la carga de la suspensión, es fácil ver por qué los manguitos internos y externos deben parecer concéntricos.

Si el buje no parece estar concéntrico, la goma que se encuentra dentro del buje ha perdido su resistencia y ha tomado un “juego” debido a la carga del sistema de suspensión.

Menos obvio, pero importante, también debemos entender que las fuerzas de frenado tienden a torcer la suspensión en la dirección de rotación de la rueda.

Aunque el torque del freno puede ser un factor menos importante que la carga del vehículo cuando se analiza el desgaste de la suspensión, debe tenerse en cuenta si la queja del cliente involucra un problema de tracción del freno.

De manera similar, el empuje desarrollado por las ruedas motrices tiende a empujar la suspensión hacia adentro, hacia la línea central del vehículo.

Si el vehículo tiene tracción delantera y tiene una articulación de dirección montada en la parte delantera, el efecto de convergencia puede ser menor que si el vehículo tiene una articulación de dirección montada en la parte trasera.

recomendado

Colector de escape. 3 señales que indican que es hora de repararlo

¿Cómo afecta la tipología de los diferentes tipos de buje a su funcionamiento?

Muchos bujes están diseñados con vacíos en el material para permitir que un buje sea más compatible en una dirección, mientras que permite que algunos jueguen en la otra dirección.

Algunos bujes usan cámaras llenas de líquido que pueden controlar la rigidez del buje dependiendo de la cantidad y la frecuencia del movimiento.

Muchos casquillos modernos deben estar orientados adecuadamente en el componente de suspensión.

Si no está correctamente alineado, causará problemas de calidad de marcha y fallas prematuras del buje.

Cuando se instalan estos tipos de bujes, se les debe aplicar el apriete final y el torque cuando se carga la suspensión.

Los casquillos desgastados y los extremos de la barra de acoplamiento pueden ocasionar ruidos de golpeteo y cambios en el ángulo de la punta durante los modos de aceleración y desaceleración.

Conclusiones

La clave para diagnosticar los bujes de suspensión de goma desgastados es visualizar las fuerzas que tienen lugar en el sistema de suspensión, y luego usar esa información para inspeccionar los bujes en busca de patrones de desgaste que de otra manera podrían pasarse por alto en las pruebas de inspección visual y de “estacionamiento seco” estándar.

Si te ha gustado el artículo puedes ver muchos más sobre automoción y mecánica en nuestras redes sociales! 

Haz clic en Me gusta ; )

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.