8 consejos para no equivocarse en la compra de coches de segunda mano

coches segunda mano

Comprar un coche de segunda mano en un concesionario, portal de internet o a un particular no siempre es fácil.

Os dejamos unos consejos y sugerencias sobre cómo comprar el coche de segunda mano de tus sueños.

Siempre hay un cierto riesgo inherente en la compra de coches segunda mano. Pero si sabes a dónde ir y qué buscar, puedes ahorrar una cantidad considerable y puedes pagar un coche mucho mejor que uno nuevo.

Al comprar un coche de segunda mano, la mayoría de los compradores tienden a apuntar al “punto óptimo”, cuando un automóvil tiene tres años.

Esto se debe a que la mayoría de los coches nuevos se compran en acuerdos financieros o renting de flotas de empresas que duran alrededor de 36 meses.

Después de esto, se devuelven al concesionario o se venden a través de subastas y, por lo general, se abren paso en el mercado de coches usados.

A los tres años, un coche debería ser aproximadamente la mitad del precio que era nuevo, dependiendo del modelo y el kilometraje, pero aún tiene mucha vida.

Es una generalización, pero los datos de los proveedores de garantía sugieren que la confiabilidad del automóvil tiende a disminuir después de 5 años, aunque todavía hay muchos coches buenos que tiene más de 5 años, solo hay que tener en cuenta que pueden constar más al necesitar más reparaciones.

Consejos de compra de coches de segunda mano

Al comprar un coche de segunda mano es fundamental tener en cuenta algunos aspectos.

Aquí os dejamos algunos consejos generales a tener en cuenta al elegir y verificar ese motor de segunda mano …

1 Primero ordena tus cuentas

Lo primero que debes hacer es calcular tu presupuesto y cumplirlo.

Si es necesario, descubre la mejor manera de financiar el coche, ya sea un préstamo personal, financiación o dinero en efectivo.

Calcula cuánto puedes depositar y luego calcula los pagos mensuales que puedes permitirte.

2 Mantente al tanto de los precios del mercado de coches de segunda mano

Si está buscando un coche de segunda mano, entonces puedes mirar en Internet para ver de cerca lo que hay cerca y ver lo que cuestan los coches que te gustan.

Obtendrás un buen indicador de si entra en tus posibilidades.

3 Revisa toda la documentación a fondo

No tiene sentido atribuir ningún valor a todos los papeles que vienen con un coche usado si no estás preparado para revisarlos.

Si estás comprando a un particular en lugar de a un concesionario, comienza por asegurarte de que el propietario tiene todos los papeles en orden (ITV, no tiene multas, etc) luego verifica el los datos de registro y los números de chasis con los del vehículo.

4 Inspecciona el automóvil cuidadosamente a la luz del día y cuando haga buen tiempo

La lluvia puede ocultar multitud de defectos en la pintura, al igual que las farolas o luces artificiales.

Tómate tu tiempo para mirar por encima de cada panel y todas las superficies del interior.

Es probable que los coches más antiguos tengan un desgaste extraño, por lo que será importante asegurarse de que todos los interruptores y accesorios funcionen.

¿Se abren todas las ventanas eléctricas a la misma velocidad y refrigera el aire acondicionado?

5 Realice una prueba de conducción exhaustiva

Es vital estar seguro de que el coche se conduce correctamente y funciona como se espera.

¿El coche arranca fácilmente? 

¿Hay algún sonido inusual del motor o los frenos? 

¿La dirección tira hacia un lado? 

¿Hay algún humo revelador proveniente del escape?

Asegúrate de contar con un seguro antes de conducir.

6 ¿Está todo ahí?

Revisa debajo del maletero para ver si la rueda de repuesto y / o el kit de reparación están en su lugar, el gato y las herramientas originales, además de las tuercas de las llantas de aleación, el manual del vehículo y las llaves de repuesto.

Algunos coches también necesitan CDs de navegación por satélite o tarjetas SD.

Si falta alguno de estos, suelen ser caros de reemplazar.

7 Finalizando el trato

Cuando hayas acordado un precio y vayas a comprar un automóvil, asegúrate de que los términos se acuerden por escrito, con un recibo que ambas partes puedan firmar y guardar una copia.

Debe mostrar los detalles del vehículo, el precio y las condiciones de venta, así como el nombre y la dirección del vendedor y del comprador.

8 Pagando el coche

Si estás comprando a través de un distribuidor acreditado, no deberías tener preocupaciones, pero vale la pena repetir los consejos obvios sobre el pago de un coche en una venta privada.

Ten cuidado al coger grandes sumas de dinero para pagar un coche.

Si es posible, usa una transferencia de dinero. Nunca lleves dinero en efectivo a un lugar de reunión que no sea el domicilio del vendedor.

Conclusiones

Al comprar un coche de segunda mano hay que fijarse detenidamente en los detalles que os mostramos en este artículo, puede ser la diferencia entre adquirir un buen coche para muchos años o una caja sin fondo de gastos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.