Los problemas mecánicos más frecuentes en los coches actuales

problemas mecánicos más frecuentes en los coches

Problemas electrónicos, fuga de refrigerante, baterías, neumáticos o refrigeración están entre los arreglos más frecuentes en los vehículos de cuatro ruedas

Los avances tecnológicos han supuesto una revolución en todas las industrias.

Y la de la automoción no ha sido ajena a todos ellos.

De hecho, todo lo contrario.

El sector del automóvil es uno de los que más tecnología está incorporando a sus vehículos con el objetivo de ofrecer medios de transporte más seguros y eficientes energéticamente.

Sin embargo, todos estos avances también suelen ir unidos a un mayor número de problemas que pueden hacernos tener que llevar el vehículo al taller. 

Entre estos fallos destacan los problemas electrónicos y relacionados con todos esos dispositivos que hacen que el coche facilite más y mejor información, al tiempo que los hacen más seguros para los conductores y viandantes.

Estos fallos se suelen ver en las luces que en el salpicadero saltan cuando estamos conduciendo que pueden hacer referencia a problemas con las bobinas, los fusibles quemados o las conexiones de la bujías

Sin embargo, hay más problemas que suelen surgir en los vehículos como son los relacionados con las baterías

Sobre todo en el último año en el que la baja movilidad ha hecho que muchos de los coches hayan estado parados durante mucho tiempo, lo que está propiciando que se vacíen, teniendo que llevar el coche al taller para ser sustituido.

Este tipo de problemas que suelen surgir hay que tenerlos en cuenta a la hora de calcular el seguro de tu coche para evitar tener que hacer frente al gasto por este tipo de problemas.

De hecho, algo común que han incorporado las diferentes compañías en el último año es la sustitución gratuita de las baterías, lo que se ha convertido en un excelente reclamo para los conductores que tenían que renovar su cobertura.

Otro de los motivos habituales por los que se llevan los coches al taller son los relacionados con los neumáticos. 

Un reventón o un pinchazo son las principales causas, aunque también es frecuente el desgaste de los neumáticos tras miles de kilómetros rodando. 

Aquí también los seguros pueden llegar a incorporar coberturas específicas que hacen muy interesante el pensar en ellos a la hora de contratar una póliza.

Para terminar y teniendo en cuenta que llega el buen tiempo, los asuntos relacionados con la climatización del vehículo también son frecuentes y una de las razones por las que los propietarios llevan su coche al taller. 

En la mayoría de los casos tan sólo habrá que recargarlos pero en otras situaciones el problema es mayor y será obligatorio sustituir piezas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.