Características y usos de las Fibras de Vidrio y Fibras de Carbono con Resinas

usos de las Fibras de Vidrio y Fibras de Carbono con Resinas

La Fibra de Vidrio está compuesta por fibra de vidrio fundido que ha sido extruido a través de bujes, creando un material similar a una cuerda. 

Más tarde, esa cuerda se teje en hilo y el hilo en tela. 

Se trata de un material de sorprendentes prestaciones ideal para crear composites en conjunto con resina, siendo muy empleada en la realización de reparaciones, laminados, moldes y tejidos de refuerzos de altas prestaciones mecánicas, químicas y térmicas.

La resistencia de estos composites dependen en gran medida de los siguientes dos aspectos:

  • El gramaje de la fibra, siendo recomendable cada uno de ellos para un fin específico.
  • La cantidad de resina que se aplica; conforme mayor sea el gramaje de la fibra, mayor será la cantidad de resina. Normalmente las resinas empleadas son de poliéster o epóxicas.

Por su parte, la Fibra de Carbono está compuesta por la unión de átomos de carbono linealmente, lo que aporta una rigidez en el plano lineal extremo.

Son hebras muy delgadas de carbono, incluso más delgadas que un pelo humano.

Los hilos se pueden torcer juntos como hilo, y también se pueden tejer juntos como tela.

Esas telas e hilos pueden unirse y moldearse de la forma que se desee, tan solo es necesario usar calor y presión, combinando la fibra con un plástico o polímero.

Las Fibras de Carbono dan una excelente resistencia a la tracción.

Se trata de un material que combinado con Resina Epoxi presenta una mayor rigidez en el laminado que si se combina con Resina de Poliéster.

Actualmente se utilizan en algunas industrias, para reemplazar el metal de ciertas aplicaciones.

¿Fibras de vidrio o de carbono?

Las dos fibras son muy similares en muchos aspectos, pero tienen algunas diferencias características.

La principal diferencia a la hora de trabajar con un tejido u otro, es que con la fibra de carbono, se pueden llegar a obtener mayor resistencia mecánica y al impacto que con fibra de vidrio.

Además, pesa menos y las estructuras pueden llegar a ser más resistentes y ligeras que utilizando fibra de vidrio.

También es importante destacar que el laminado de la fibra de carbono puede llegar a ser más compacto y con menos cantidad de aire ocluido que con fibra de vidrio.

Además, la Fibra de Carbono tolera mejor las altas temperaturas.

En cuanto al precio de los dos productos, la Fibra de Vidrio es más económica que la de Carbono

¿Con qué Resina se suelen emplear las Fibras?

La mezcla de la Resina de Poliéster con la fibra de vidrio es ideal para la reparación de material de refuerzo y material estructural.

De esta manera, se crean laminados compuestos por una manta de filamentos de vidrios de alta calidad unidos entre sí con la resina de poliéster.

Usos principales que se les puede dar:

  • Arreglo de materiales: Laminados para reparar tablas de surf, esquís, canoas…
  • Automoción: Composites para componentes de vehículos.
  • Industrial: Composite para refuerzo de piezas plásticas, componentes para ordenadores, tejidos de refuerzo de estructuras, decoración, aislantes…
  • Realización de moldes.
  • Reparación de carrocerías, barcos, tuberías, depósitos, piscinas… entre muchos otros usos. Además, es aplicable sobre muchos tipos de materiales y superficies, tales como metal, madera, plásticos duros, poliéster…

La Resina Epoxi se obtienen piezas de mayor resistencia a la tracción, cuenta con cierta flexibilidad y una elevada dureza.

Máxima resistencia y durabilidad.

Uno de los usos más comunes que se hacen de la resina epoxi junto a la fibra de carbono son la creación de piezas en la industria automovilística, aeronáutica o aeroespacial.

También se utiliza en la realización de piezas para carrocerías o encadenados de vehículos de alta competición (fórmula 1, motos…).

Otro de los usos que se les suele dar al composite con fibra de carbono y resina epoxi es la fabricación de material deportivo como palas de pádel, tablas de surf o snowboard.

Las propiedades que ofrece la combinación de estos dos materiales es ideal para ello.

4 recomendaciones de aplicaciones a tener en cuenta

  • Para reparar o laminar una superficie con resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio, primero se debe conseguir una máxima adherencia, limpiando la superficie, dejándola libre de grasas, polvo y humedad, en el caso de ser poliéster, pasar una lija y si, es necesario, pasarle un paño mojado con acetona.
  • Antes de comenzar el proceso de laminación se debe cortar la fibra de vidrio según el tamaño requerido.
  • Se debe preparar la mezcla de resina + catalizador cuando ya esté listo para comenzar a trabajar.
  • Posteriormente, se necesita hacer la mezcla anteriormente descrita y aplicar cierta cantidad de la mezcla sobre la superficie, para después poner la fibra e impregnarla con una cantidad de resina nunca en exceso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.