Cómo dar de baja al vehículo particular

Cómo dar de baja al vehículo particular

Tarde o temprano, el coche familiar o de uso particular deja de ser útil.

El propietario, llegado a este punto, se planteará venderlo o llevarlo directamente al desguace o Centro Autorizado.

En caso de llevarlo a este lugar para el tratamiento de vehículos, serán ellos los que se encargarán de llevar a cabo los trámites de baja del vehículo

Existen dos posibilidades para que un propietario inhabilite el uso de su vehículo particular.

Por un lado, se puede Dar de baja temporal un coche, durante un tiempo máximo de un año, para lo cual es aconsejable visitar la página web transferencia24.com, haciendo clic en el enlace sugerido, y recibir toda la información necesaria.

Por otro lado, si el propietario decide asegurarse de dar de baja un vehículo cuando ha tomado la decisión de retirarlo permanentemente de la circulación y no volver a usarlo, tiene la obligación de llevarlo a un CATVs o Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos, más comúnmente conocidos como desguace.

En estos lugares será reciclado por piezas según lo que dispone la Ley sobre tratamientos de vehículos y que se encuentra vigente a día de hoy.  

Baja del vehículo desde un desguace

Aunque estas empresas se encargan de gestionar la baja definitiva del vehículo, para estar completamente seguros, muchos propietarios prefieren realizarla ellos mismos.

Es muy fácil lograr este propósito, solo hay que tener presente tres pasos fundamentales; reunir la documentación necesaria, acordar la retirada y recibir los justificantes.

Este proceso, como se ha comentado, es sumamente simple, ya que se tramitará de forma online una baja electrónica y se obtendrá el Certificado de Destrucción rápidamente.

Son estos dos los justificantes que se requieren para conseguir la acreditación de que se le ha dado el tratamiento medioambiental correcto al coche y su definitiva baja en la Dirección General de Tráfico (DGT).

Documentación a presentar y a recibir

Los documentos imprescindibles que se tienen que presentar son una fotocopia del DNI del titular en vigor, la ficha técnica o tarjeta de inspección técnica y el permiso de circulación del coche.

Con estos documentos, el desguace podrá realizar todo el proceso sin la participación del expropietario.

Sí que es imprescindible que se rellene y firme la solicitud de baja definitiva que el Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos facilita.

Este mismo desguace deberá hacer entrega, una vez tramitada la baja, de los mencionados Certificado de Destrucción y el justificante de baja definitiva de la DGT.

Por supuesto, no es la única fórmula para deshacerse del vehículo particular. Estas son otras posibles.

Vender el coche

Si el estado de conservación del vehículo es bueno, todavía puede cumplir su cometido con otro propietario.

En este sentido, caben las opciones de venderlo a un particular, a un concesionario e incluso vender el vehículo por piezas.

En cualquiera de los tres casos mencionados, el propietario podría recibir cierta cantidad de dinero, que irá en función del buen estado del automóvil.

Cabe recordar que en estas otras fórmulas es importante comunicar a las autoridades de tráfico el estado del vehículo.

Para conocer los trámites que hay que llevar en cada caso, basta con hacer clic Aqui y la plataforma informativa Transferencia24 indica todo lo que hay que hacer para despedir legalmente al automóvil particular.

Vender el vehículo a un concesionario

Posiblemente la opción más popular y, también, más recomendada.

El motivo es que, en la mayoría de los casos, al abandonar un coche se va a adquirir otro.

Si se entrega en el mismo concesionario donde se va a comprar el nuevo, se recibirá un importante descuento.

No obstante, conviene recordar que cuanto mejores condiciones tenga el coche entregado, tanto si se entrega en el concesionario de la marca como en una tienda de coches de ocasión, el valor aumentará.

En este sentido, es conveniente entregarlo con la ITV pasada, un buen historial de tráfico y con el libro de mantenimiento completamente actualizado.

También es interesante, para obtener un buen precio por él, que no tenga más de 10 años de uso y que haya pasado por un buen mantenimiento y constantes cuidados, como, por ejemplo, que las noches las haya pasado en un garaje.

Vender a un particular

Tanto de forma online como offline, las opciones para poner en venta el vehículo en busca de un cliente particular son enormes.

Los foros, las webs especializadas, plataformas, revistas digitales son las más utilizadas en los últimos tiempos en los que internet marca su preponderancia sobre cualquier otro medio.

Es fácil, por tanto, promocionar la venta de un vehículo y localizar un comprador.

El problema con este método es que absolutamente todos los trámites los tendrá que realizar el vendedor, desde la redacción del contrato de compraventa hasta el Cambio de Titularidad y Transmisiones, pasando por el pago de todos los impuestos.

La venta del coche por piezas

No es un método muy popular, pero si se sabe cómo hacerlo y se dispone de los contactos adecuados, puede ser muy rentable, sobre todo en el caso de coches más antiguos.

La idea es llevar a cabo un inventario de todas aquellas piezas que estén en condiciones óptimas, conseguir una buena imagen de ellas y describirla correctamente para pasar a venderla en los talleres, desguaces y portales web especializados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.