Lo que debes saber de los sistemas ADAS para mantenerte actualizado en el taller


sistemas ADAS

Cada vez más automóviles nuevos están equipados con los sistemas ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) por lo que es vital conocer qué son y cómo van a afectar a las reparaciones..

En 2017 el Parlamento Europeo aprobó por mayoría hacer que los sistemas ADAS sean obligatorios en todos los vehículos nuevos.

En la actualidad son muchos los vehículos que ya disponen de los ADAS más comunes. Algunos de estos sistemas incluyen advertencia de colisión frontal, frenado de emergencia automático, control de crucero adaptativo, advertencia de salida de carril, asistencia de mantenimiento de carril, monitoreo de punto ciego, alertas de tráfico cruzado, asistencia de estacionamiento, faros adaptativos y activación-atenuación automática de luz alta de los faros delanteros.

sistemas adas más comunes
Esquema sistemas ADAS más comunes

Para hacer su trabajo, los sistemas ADAS se ayudan en las entradas de datos de una variedad de sensores que permiten que los sistemas “vean” lo que sucede alrededor del vehículo.

Los más comunes son los sensores de cámara, radar y ultrasonidos. Los sensores de dirección también se utilizan para ayudar a determinar la dirección del recorrido del vehículo.

Algunos sistemas usan información de un solo tipo de sensor, pero otros combinan información de múltiples sensores, un proceso llamado fusión de sensores, para obtener una “vista” más precisa de la situación.

La mayoría de los sensores ADAS tienen un objetivo muy preciso y requieren calibración si sus posiciones se ven afectadas de alguna manera.

Hay que tener en cuenta en cuenta que un sensor desalineado por pocos milímetros o incluso un grado en el vehículo, se dirigirá a un área significativamente fuera del eje o del camino.

La calibración de estos sensores será un mantenimiento más como lo son el reemplazo del parabrisas, alineación de ruedas o equilibrado de ruedas.

Si no se calibra un sensor cuando es necesario, puede producirse información defectuosa que hará que un ADAS funcione incorrectamente o no funcione en absoluto. También puede dar lugar a una luz de advertencia o mensaje en el panel de instrumentos, un código de diagnóstico de problemas (DTC) que se almacena en la memoria de la computadora del vehículo.

Problemas como estos pueden hacer que un conductor pierda la confianza en la capacidad de un automóvil de proporcionar un transporte seguro y plantear preguntas sobre la calidad del trabajo en el taller.

¿Qué tipos de sensores utilizan los sistemas ADAS?

Los tipos más comunes de sensores de los sistemas ADAS son cámaras, unidades de radar, transmisores de ultrasonidos y sensores de ángulo de dirección. A continuación os ampliamos la información sobre cada uno.

Sensores de cámara orientados hacia el frente

Los sensores de cámara frontales se utilizan para el frenado de emergencia automático, el control de crucero adaptativo, la advertencia de salida de carril, mantenimiento de carril, activación y atenuación automática de luz alta de faro y más.

Debido a que las cámaras son dispositivos ópticos que deben poder “ver” la carretera, generalmente es fácil identificar cuándo un automóvil está equipado con este tipo de sensor.

Muchos sensores de la cámara se montan en el interior del parabrisas como parte de un conjunto integrado con el espejo retrovisor; otros se adhieren al interior del techo, ya sea directamente o como parte de una carcasa de espejo.

Algunos fabricantes de automóviles, incluidos Subaru y Land Rover, usan cámaras duales separadas entre sí para proporcionar una mejor percepción de la profundidad.

cámara dual ADAS
Sistema de cámara dual ADAS de Subaru. (Imagen: Subaru)

Los receptores de imágenes de alta definición utilizados en los sensores de la cámara no son tan diferentes de los que se encuentran en otras aplicaciones de cámaras digitales. Lo que hace que los sensores de cámara ADAS sean únicos son los microprocesadores de alta potencia y los algoritmos avanzados de procesamiento de datos que se integran en el ensamblaje.

 

Estos componentes convierten la imagen analógica en constante cambio que ve la cámara en información digital que el sistema ADAS puede usar para controlar varios sistemas críticos de seguridad.

Los sensores de la cámara “ven” el mundo a través del parabrisas y están diseñados para velocidades específicas de transmisión de la luz a través del vidrio que tiene mínimas imperfecciones y distorsión.

Un problema en cualquiera de estas áreas puede interferir con la capacidad de un sensor para proporcionar información precisa. Debido a esto, muchos fabricantes de automóviles especifican que solo se use un parabrisas de fabricante de equipo original (OEM) si es necesario reemplazarlo en un automóvil con sensor de cámara.

De hecho, algunos concesionarios de automóviles rehusarán a calibrar un sensor de cámara en un automóvil que tiene instalado un parabrisas del mercado de accesorios.

Otros sensores de cámara

Algunos vehículos más nuevos tienen sistemas de cámara de “visión 360º” los cuales usan varias cámaras pequeñas en la parte delantera, trasera y lateral del vehículo para mostrar una vista del área inmediata alrededor del vehículo.

Estas son cámaras más simples y de menor resolución que las usadas para ADAS, aunque también requieren calibración. Estas cámaras se encuentran generalmente en el paragolpes delantero o en la rejilla, debajo de los espejos laterales y en la tapa del maletero o la puerta trasera.

El ordenador que controla el sistema “une” las múltiples imágenes para proporcionar una vista general uniforme que se muestra en la pantalla de información del panel de manos.

Sensores de radar orientados hacia el frente

El control de crucero adaptativo, la advertencia de colisión frontal y el frenado automático de emergencia son los ADAS más comúnmente asociados con los sensores de radar frontales.

Los sensores de radar de ondas milimétricas utilizados en los vehículos transmiten una señal de radio de alta frecuencia que se refleja en los objetos y regresa al sensor. El tiempo que lleva recibir una señal de retorno se usa para calcular la distancia del automóvil a un objeto.

Sensor rádar Mercedes Benz
Esta imagen "transparente" muestra cómo un sensor de radar puede colocarse detrás de una cubierta de plástico sólido en la rejilla. (Imagen: Mercedes-Benz)

Los sensores de radar generalmente se montan o detrás del parachoques delantero o en la rejilla.

En algunos casos, el sensor de radar está montado en la carcasa de la cámara frontal frente al espejo retrovisor.

Las ondas de radio pueden atravesar cubiertas de parachoques de vidrio y plástico o materiales de la parrilla, y el sensor generalmente tiene una cubierta para protegerlo de las piedras y otros objetos que puedan estropearlo durante el trayecto.

Mientras que muchos sensores de radar están montados centralmente, otros están desplazados a un lado del vehículo, lo que afecta el proceso de calibración.

Debido a que a veces se ocultan, determinar si un vehículo tiene un sensor radar puede ser más difícil que identificar la presencia de un sensor de cámara.

Si una inspección visual externa no indica la presencia de un sensor, abrir la rejilla y el parachoques podría revelar uno.

Otro método es verificar los interruptores adaptativos de control de crucero dentro del automóvil (generalmente en el volante) o una luz de advertencia del sistema automático de frenado de emergencia y / o control de crucero adaptativo que se ilumina en el tablero como prueba cuando se enciende el automóvil.

Otros sensores de radar

Algunos sistemas de advertencia de colisión trasera y monitoreo de punto ciego usan pequeños sensores de radar montados debajo de los espejos retrovisores o detrás de la cubierta del parachoques trasero.

Los sensores montados en el parachoques también pueden proporcionar alertas de tráfico cruzado tras retroceder fuera de los espacios de estacionamiento.

Para evitar posibles interferencias, la mayoría de los fabricantes de vehículos no permiten la reparación de áreas de cubiertas de parachoques que se encuentran frente a los sensores de radar.

También recomiendan el uso de solo cubiertas OEM para garantizar que los materiales utilizados no interfieran con las señales del sensor.

El espesor excesivo de la pintura de la cubierta del parachoques también puede ser un problema en algunos vehículos y los fabricantes de automóviles desaconsejan la colocación de pegatinas en cualquier lugar cerca de los sensores del radar.

Sensores ultrasónicos

Los sensores ultrasónicos se utilizan principalmente para sistemas de estacionamiento asistido y de auto-estacionamiento.

Estos sensores se instalan en las cubiertas del parachoques delantero y / o trasero, donde utilizan ondas de sonido de alta frecuencia reflejadas (de forma similar al radar) para detectar personas, automóviles y otros objetos que se encuentren muy cerca del vehículo.

Sensores de este tipo, se utilizan en los costados de los automóviles en algunos sistemas de estacionamiento automático y pueden servir como sensores complementarios en los sistemas de monitoreo de puntos ciegos.

Sensor ultrasónico ADAS
Un sensor ultrasónico en el borde de una abertura de la rueda. (Imagen: Wikipedia, Basotxerri, CC BY-SA 4.0)

Los sensores ultrasónicos ADAS no requieren calibración. Sin embargo, están diseñados para colocarse en posiciones muy precisas en la cubierta del parachoques o en cualquier otro lugar donde estén montados.

Por esta razón, algunos fabricantes de automóviles no aprueban el uso de partes de carrocería del mercado de accesorios, reacondicionadas o recicladas, que pueden estar distorsionadas o carecer de agujeros previamente perforados en las ubicaciones adecuadas para el montaje de los sensores.

Aunque la mayoría de los sensores ultrasónicos emiten un patrón de sonido circular simétrico, algunos generan un patrón ovalado asimétrico que requiere que se monten con una orientación específica para funcionar correctamente.

Sensores de ángulo de dirección

Los sensores de ángulo de dirección se utilizan en la advertencia de salida de carril, mantenimiento de carril y luces adaptativas ADAS.

La información que proporcionan también se usa para otros sistemas relacionados con la seguridad y el rendimiento, como el control de estabilidad electrónico y las suspensiones adaptativas.

Estos sensores generalmente están integrados en la columna de dirección y miden el grado de rotación del volante.

Calibración de los sensores ADAS

Se requiere calibración del sensor ADAS cada vez que se modifique o golpee el soporte o la zona donde está colocado un sensor.

Esto puede ocurrir en una colisión, incluso en una curvatura menor del parachoques, o puede ser un subproducto del trabajo de servicio común del vehículo, como el reemplazo del parabrisas, las reparaciones de la suspensión y la alineación de las ruedas.

También se requiere calibración cuando se extrae y reemplaza un sensor o su soporte de montaje, cuando hay un cambio en el tamaño de los neumáticos, se despliega un airbag frontal (donde se desvía del parabrisas) o se realizan reparaciones en el techo de un automóvil que tiene un soporte de sensor montado en él.

Finalmente, la calibración del sensor es necesaria cuando hay un DTC relacionado en la memoria del ordenador del automóvil o cuando un fabricante publique un boletín de servicio técnico con instrucciones de que la calibración se realice como parte de otra reparación.

El reemplazo y la calibración del sensor son a menudo parte de las reparaciones de colisión.

Los fabricantes de automóviles recomiendan que los talleres de carrocería realicen un escaneo de diagnóstico completo en cada vehículo antes de que se inicien las reparaciones y otra vez cuando se hayan realizado las reparaciones.

Hacerlo ayudará al taller a comprender mejor el alcance de cualquier problema antes de que se comience el trabajo y confirmar posteriormente que todos los problemas se han resuelto, que las calibraciones del sensor ADAS están completas y que los sistemas de control del vehículo se comunican correctamente antes de devolver el automóvil al cliente.

Calibrar los sensores ADAS es un proceso de precisión que puede ser complejo y consumir mucho tiempo. Algunos sensores se calibran en el taller, otros requieren que se hacen conduciendo vehículo, y muchos sensores requieren ambos procedimientos.

El tiempo involucrado en la reparación de sistemas ADAS puede variar de 15 minutos a una hora o más, dependiendo de los requisitos de calibración específicos.

Cuando los tiempos de reparación son altos y dada la complejidad de estos sistemas, el precio de las reparaciones puede aumentar considerablemente.

Si quieres saber más sobre las reparaciones de los sistemas ADAS no te pierdas los siguientes artículos:

Si te ha gustado el artículo puedes ver muchos más sobre automoción y mecánica en nuestras redes sociales! Haz clic en Me gusta ; )

Sobre el autor

Iberisa
Iberisa S.L es una empresa fundada en 2010, ubicada en Burgos y especializada en la importación, distribución, mantenimiento y servicio de maquinaria para la automoción.

Te puede interesar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.